La vida crediticia, también conocido como historia de crédito, es la que refleja el comportamiento de una persona frente al crédito y a obligaciones crediticias.

Esta es la suma de los antecedentes de pago y compromisos adquiridos con entidades financieras como: bancos, aseguradoras, empresas de telefonía móvil, entidades comerciales, cooperativas, entre otras.

Lahistoria de créditoinicia cuando se adquiere un compromiso crediticio con cualquier entidad o empresa que otorgue crédito o venda a crédito. Lo que implica un compromiso de pago por la adquisición de dicho producto o servicio.

La construcción de una vida crediticia es una garantía reputacional para quienes tienen la información. Esto permite que más adelante la persona pueda acceder a mejores oportunidades en el crédito, ese es el papel que cumplen las Centrales de Riesgos y sus servicios de inflación.

DataCrédito Experian, empresa de servicios de información, explica la importancia que tiene la historia de crédito y algunas recomendaciones para adquirirla.

¿Cómo construir vida crediticia?

Para tener vida crediticia no necesariamente hay que enfocarse en grandes créditos. Normalmente, se puede empezar con productos o servicios de montos pequeños, como: adquirir un servicio pospago de telefonía celular o un electrodoméstico por algún medio de financiación.

Otra opción es iniciar con productos de entidades financieras de montos pequeños, que no excedan la capacidad de pago. Este elemento es clave para no sobre endeudarse y perjudicar la vida crediticia que va adquiriendo.

Además, las estadísticas están a su favor. “La historia de crédito informa sobre el comportamiento financiero pasado o actual del titular de la información. En DataCrédito Experian más del 92 % de los reportes que se registran son positivos”, dice Camilo Garay, vicepresidente de Consultoría de la entidad.

¿Es realmente necesario tener el historial de crédito?

Para DataCrédito Experian la respuesta es que sí. Al adquirir compromisos financieros, se construye una historia de crédito.

¿Para qué sirve? Al momento de solicitar un crédito, las entidades pueden pedir un respaldo o una garantía real o codeudores para garantizar un préstamo.

Si no se tiene esta, pero sí una historia de crédito que refleje buen comportamiento con los compromisos financieros adquiridos, hay una garantía reputacional que facilita el acceso a crédito.

La historia de crédito es la fuente a partir de la cual se construye el historial de riesgo, que resume el hábito de pago que tiene cada persona. Por eso es importante construirla y cuidarla adecuadamente.

“El crédito es un instrumento para apalancar proyectos personales o laborales, emprendimientos, o incluso inversiones” y para obtenerlo es importante tener vida crediticia, destacó Camilo Garay.

Si está pensando en acceder a crédito para cumplir alguna meta a corto, mediano y largo plazo. Tenga en cuenta que puede conocer su historia de crédito, siempre de forma gratuita,

Fuente: El Espectador