A medida que pasan los años, la piel empieza a mostrar los primeros signos del envejecimiento, tales como las manchas y las arrugas. Estas marcas pueden provocar inseguridad en algunas personas, mientras para otras es solo el reflejo del tiempo vivido.

Hoy en día, existen diversas alternativas para quienes buscan una solución ante la apariencia menos juvenil de la piel, desde abordajes quirúrgicos hasta otros que no implican someterse al bisturí. Para ello, solo deben consultarlo con su dermatólogo de confianza.

No obstante, también hay otro as bajo la manga y es aprovechar los beneficios de los ingredientes naturales disponibles, como aseguran algunos portales especializados en cosmética y belleza.

Antes de proseguir, es debido comprender que, como lo explica, la Asociación Colombiana de Dermatología y Cirugía Dermatológica, las arrugas aparecen durante la edad adulta, sobre los treinta años, y tienden a acentuarse con el paso de los años, por lo que lo ideal es retardar su avance desde antes que aparezcan.

SEMANA comparte algunas de las mascarillas más populares recomendadas para disminuir la apariencia de las arrugas. Un par de ingredientes naturales podrían ser aliados para mejorar la apariencia de la piel.

Miel

El portal Mejor con Salud entrega una preparación sencilla a base de miel y avena, siendo ambos ingredientes reconocidos por sus propiedades para eliminar las impurezas de la piel.

Para prepararla solo se necesita una cucharada de avena por cada dos cucharadas de miel natural. Ambos productos se deben integrar en la medida de lo posible, hasta tener una consistencia adecuada para usar como mascarilla.

Su aplicación se debe hacer con suaves masajes sobre la piel de la cara y una vez se ponga sobre el rostro se debe dejar reposar por 20 minutos, esto antes de enjuagarla con abundante agua tibia.

Pepino

Otro ingrediente popular, y de hecho asociado al ambiente de spa, es el pepino. Este vegetal es especialmente rico en agua, lo que le otorga un efecto humectante y revitalizante para la piel. De acuerdo con el portal unCÓMO, este beneficio se puede aprovechar con una mascarilla con miel y aceite de oliva.

Para hacerla se deben mezclar: medio pepino cortado y sin cáscara, una cuchara de miel y una cuchara de aceite de oliva, y dejar procesar hasta conseguir una pasta homogénea. En caso de no tener una licuadora u procesadora, se pueden machacar los ingredientes.

Antes de emplear esta preparación, se sugiere dejar a que se enfríe por unos cuantos minutos en la nevera, así brinda una sensación más fresca durante su aplicación. El tiempo recomendado para dejarla actuar sobre el rostro es de 20 minutos.

Aguacate:

Al listado de recomendaciones, desde la sección de belleza del medio Glamour de México agregan una mascarilla a base de aguacate. Esta fruta, a veces confundida con vegetal, se caracteriza por ser una fuente de vitaminas como la E, además de ácidos grasos saludables, por lo que favorece la salud de la piel.

Una manera de disfrutar de estas cualidades es combinándolo con miel y clara de huevo. Los tres ingredientes se deben mezclar adecuadamente (las claras de preferiblemente batidas) y después se aplica la preparación sobre el rostro. Una vez hayan pasado 20 minutos se retira la mezcla de la cara.

Un extra: el diario El Español indica que otro ingrediente favorable para la piel es la maicena o harina de maíz, que puede utilizarse en una mascarilla con zumo de zanahoria y yogur natural para eliminar la suciedad de la piel.

Antes de realizar cualquiera de estas preparaciones se sugiere hacer una prueba de alergia, para evitar una reacción desfavorable por parte de la piel. De ninguna manera, esta nota consiste en una recomendación que sustituya la de los profesionales de la salud.

Fuente consultada: Semana